Neuronas Rosa Mosqueta

Nuevo descubrimiento exclusivo en humanos… una mejor comprensión del funcionamiento cerebral

Una investigación reciente, realizada por un grupo de Neurocientíficos, ha dado como resultado el descubrimiento de un tipo totalmente nuevo de neurona, que solo existe en el cerebro humano. Sus dendritas son muy compactas, con muchos puntos de ramificación, lo que hace que se parezca al fruto de una rosa mosqueta.

Trygve Bakken, del Instituto Allen de Ciencia del Cerebro, de Seattle, Estados Unidos y Gábor Tamás, del Departamento de Anatomía, Fisiología y Neurociencia de la Universidad de Szeged, Hungría, han hallado a estas nuevas neuronas, y han publicado su estudio en la revista académica Nature. Los dos equipos han identificado, de manera independiente, a la neurona rosa mosqueta, y, al ver que investigaban sobre lo mismo, decidieron trabajar en colaboración.

Este estudio pone en evidencia que estas células podrían conformar el 10% de la primera capa del neocórtex o isocórtex, parte de la corteza cerebral que evolucionó más recientemente, y que participa de funciones como la vista y el oído. Se ha podido ver también que se conectan con otras neuronas, llamadas piramidales, que componen las dos terceras partes de la corteza cerebral. Se desconoce todavía su función, pero se ha observado que las neuronas rosa mosqueta cumplen un papel inhibidor en relación a las piramidales.

Los científicos dicen que es muy frondosa… el aspecto de rosa mosqueta se intensifica por los grandes bulbos en los que terminan los axones de esta neurona, que emiten neurotransmisores o señales químicas a otras (Bakken).

Este descubrimiento también se ha publicado en la revista Science, en dónde se plantea el interrogante de “si estas neuronas son claves para ciertas funciones cerebrales que separan a las personas del resto de los mamíferos”. Esto podría permitir explicar qué es lo que hace que el cerebro humano sea sustancialmente diferente.

Este tipo de célula en particular nunca fue descrita en otra especie, dijo en la publicación otro de los autores, Ed Lein, del Instituto Allen.

Según Bakken, Los ratones han sido un modelo de organismo maravilloso para comprender en general cómo funcionan los cerebros, y nos pueden ayudar a comprender cómo funciona el cerebro humano. Pero creo que haber encontrado una parte del circuito que no se vio en ratones, destaca la necesidad de estudiar tejido humano real. El hecho de que no tengan neuronas rosa mosqueta alerta sobre la dificultad de extrapolar a las personas las conclusiones de los experimentos en roedores.

Bakker también expone que una razón por la cual las neuronas rosa mosqueta esquivaron a los neurocientíficos durante tanto tiempo es probablemente porque son escasas en el cerebro... ; otra razón, es porque el tejido del cerebro humano es difícil de obtener para estudios. De hecho, en este estudio fue examinada sólo una capa del cerebro; es posible, sin embargo, que las neuronas rosa mosqueta se hallen también en otras capas.

Haber hallado un tipo de célula que pertenece exclusivamente a los humanos nos ayuda a comprender las diferencias fisiológicas que subyacen a nuestras mayores capacidades cognitivas (Live Science).

Se cree que este hallazgo será útil para investigar tratamientos de trastornos vinculados con el cerebro.

Autora: Sandra Zucas Alonso

Brain Dynamics. Todos los derechos reservados

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information